Como casa año se ha celebrado el homenaje a Salvador Allende en la plaza que lleva su nombre en el barrio del Carmel de Barcelona.
Cada año renovamos la emoción y el testimonio político, junto con las personas que llenan la plaza para oír a los familiares y represaliados de la brutal dictadura y las ultimas palabras radiofónicas de Allende antes del bombardeo del Palacio de la Moneda en 1973.
Esas últimas palabras son una locución histórica que hoy pertenece al patrimonio cultural y político de la humanidad.
Suenan por la megafonía de la plaza con un brillo y una intensidad como si el tiempo se hubiese detenido, las palabras del,Presidente a su pueblo:
“Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.
¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!
Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

Fotos y texto Tono Carbajo

2018_09_011 Tono Carbajo 05