Manifestación por la continuidad de Casa África
La antigua okupa “La Teixidora” ubicada en Poble Nou, sirve de vivienda a unos 30 migrantes llegados desde la Frontera Sur hace un més aproximadamente.
El martes pasado se consiguió retrasar el desalojo del inmueble, pero en cualquier momento puede activarse de nuevo la orden.
Activistas y vecinos marcharon reclamando su permanencia en el barrio.
MANIFIESTO del grupo de apoyo Emergencia Frontera Sur.
Des del mes de julio, desde Emergencia Frontera Sur venimos acompañando a cientos de personas que, como consecuencia de las políticas migratorias racistas europeas y la falta de planificación, coordinación y voluntad política de las administraciones, quedan en la calle sin ningún tipo de apoyo ni información.

Enviados muchos de ellos por Cruz Roja a Barcelona des de la Frontera Sur, la única respuesta que reciben a su llegada es la de que “no hay plazas”. Su única opción son recursos municipales como el lugar en que nos encontramos, el Centre d’Urgències i Emergències Socials de Barcelona, o CUESB; o bien los albergues municipales, ya colapsados o con criterios de acceso poco claros y transparentes. Ni siquiera después de empezar sus procesos de protección internacional se les ofrece alternativa, más allá de esperas de 3 meses para acceder a un albergue, o de hasta 5 meses para ver a una asistente social. La única salida: solidaridad y autoorganización migrante.

Ahora, la suspensión temporal del desalojo de Casa Àfrica nos deja respirar, pero seguimos exigiendo soluciones permanentes para las personas que viven allí y para todas las que llegan a nuestras ciudades. Una acogida coordinada, con recursos humanos, materiales y económicos que pongan la vida de las personas en el centro del debate y que garanticen sus derechos básicos: acceso a una vivienda, a la salud universal, a recibir información sobre su situación legal y social, a formaciones y opciones de ocupación. En definitiva, a desarrollar una vida autónoma en libertad.

Queremos una Ciutat Refugi que no se quede en un simple título. Que no cree una nueva jerarquía entre aquellas personas que tienen derecho a protección y aquellas que no. Que reconozca su derecho a migrar, su derecho a quedarse donde quieran quedarse. Una ciudad que se haga cargo de su legado colonial y racista y tome medidas para reparar el daño causado a los países de los que huyen muchas de estas personas.

Por ello, instamos a las administraciones a hacerse cargo de sus responsabilidades, a dejar de pasarse la pelota las unas a las otras, y tomar medidas efectivas para que el caos de este verano no se vuelva a repetir.

No a la Europa Fortaleza. No a la Ley de Extranjería. Abramos las fronteras! Por la libertad de movimiento y por una acogida digna para todas las personas!

Fotos, Xavi Ariza

 

2019_01_12 Casa Àfrica es queda_Xavi Ariza(02)